martes, 17 de septiembre de 2013

14 - EL PERRO Y LA LIEBRE.

Un perro de caza atrapó un día a una liebre, 
y a ratos la mordía y a ratos le lamía el hocico.
Cansada la liebre de esa cambiante actitud
le dijo:

-¡Deja ya de morderme o de besarme, para saber
yo si eres mi amigo 
o si eres mi enemigo!

SÉ SIEMPRE CONSISTENTE EN TUS PRINCIPIOS.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Small Pencil